El aceite de oliva virgen extra no engorda, adelgaza

El aceite de oliva virgen extra no engorda

El aceite de oliva virgen extra no engorda

El aceite de oliva virgen extra no engorda!! Muchos son los que aseguran que el aceite de oliva engorda. Es cierto que tiene un alto contenido calórico, pero eso no significa necesariamente que nos vaya a engordar. De hecho, no existe ningún estudio científico donde se demuestre que el aceite engorda. En cambio, sí los hay demostrando lo contrario. Y existen también otras investigaciones que aseguran que el aceite adelgaza. Han leído bien: el aceite de oliva virgen extra no engorda, adelgaza.

Un estudio llevado a cabo a través de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Navarra ha demostrado que la inclusión del aceite de oliva virgen extra en nuestras dietas favorece la reducción de peso corporal. Para ello, estudiaron las dietas de alrededor de 1000 sujetos distintos. Se les cambió su dieta por una semejante a la dieta mediterránea y se comprobó que, transcurrido un tiempo, estos sujetos habían disminuido su peso debido, principalmente, al aumento de la capacidad antioxidante del organismo. Este aumento derivó directamente en una reducción del peso.

Además, en investigaciones paralelas se ha llegado a determinar que una mayor cantidad de antioxidantes en nuestro plasma esta ligado directamente a una reducción del peso corporal. Asimismo, se comprobó que aquellas personas con cierta tendencia al sobrepeso estaban, de alguna manera, más protegidas frente al sobrepeso cuando cambiaban su dieta por una mediterránea.

Una de las doctoras que participó en la investigación concluyó que si una dieta mediterránea, que tiene por ingrediente fundamental el aceite de oliva, presenta una mayor capacidad antioxidante si lo comparamos con una dieta baja en grasa nos lleva a la conclusión de que una dieta alta en grasa mono y poliinsaturada es muy beneficiosa para el organismo.

El papel del aceite de oliva virgen extra en la dieta mediterránea es fundamental, ya que se considera uno de los ingredientes básicos e indispensables. Son muy conocidas las capacidades antioxidantes del aceite gracias a su alto contenido en polifenoles, unos antioxidantes naturales que confieren al aceite un sabor amargo y que viene determinada por varios factores: la variedad de aceite, el momento de la recogida de la oliva, la altitud, el riego, las técnicas de extracción utilizadas, las condiciones de almacenaje y el refinado. Se ha demostrado que son muy beneficiosos para el organismo ya que, además, disminuyen el nivel de colesterol, regulan la presión sanguínea y disminuyen el riesgo de enfermedades coronarias.

Por lo tanto, quédense con estas dos ideas: el aceite de oliva virgen extra no engorda y es fundamental en nuestra dieta, incluso para aquellas personas que estén tratando de reducir su peso. Obviamente, será necesario seguir los consejos de un médico especialista y combinar su dieta con un estilo de vida saludable y ejercicio físico.

Incoming search terms:

Be Sociable, Share!

This post is also available in: Inglés